domingo, 31 de julio de 2011

QUIERO DEJAR UN RECUERDO LINDO - Diario El Litoral de Santa Fe - 29-07-2011

Con 56 años de carrera sobre sus hombros, volverá el sábado 6 al Teatro Municipal con “El show de Carlitos Balá”, el chupetómetro y Angueto, su perro invisible. En suma, un espectáculo para compartir entre padres e hijos.

Un guiño, una sonrisa que exhibe dos dedos unidos y los otros extendidos en un “gestito de idea”. Un chasquido, una melodía y hasta el gusto que tiene la sal. A sus 85 años, Carlitos Balá es aún mucho más que eso: una leyenda viva que transgrede el recuerdo y actualiza en escena el humor que siembra risas en los chicos y conmueve a aquellos que hoy llevan a sus hijos para compartir a quien los ayudó a crecer.

Con ésta, su simple grandeza, Carlos llegará a nuestra ciudad el sábado 6, a las 16, en que volverá a las tablas del Teatro Municipal (San Martín 2020) para compartir sus juegos, el “chupetómetro” y a su perro invisible Angueto (“quedate quieto”). En su voz, la propuesta es “el Carlitos de siempre, con dos arrugas más que quiero estrenar contigo”.

Del otro lado de la línea telefónica, este hombre que hoy suma 56 años de carrera contó que logra la hazaña de reunir en una sala a chicos de todos los tiempos gracias “al papá, que es mi promotor: le cuenta al chiquito que le voy a a preguntar ‘qué gusto tiene la sal’ y que debe responder ‘salado’; que voy a hacer un gestito de idea cerrando los dedos y haciendo un chasquido. El papá lo asesora, entra a la sala y se emociona hasta las lágrimas; y el chico mira y ríe con mis payasadas, mis muecas y gestos... Es hermoso, lo que me pasa es increíble. Los padres me paran en la calle y en el colectivo, me cuentan cómo me conocieron y se vuelven a reír de mis chistes... Dios me dio ese don, y lo agradezco cuando rezo, todas las noches”.

Reconocimiento

Al reconocimiento que Balá recibe del público al subir a escena, sumó otro en forma de estatuilla. El 20 de mayo, la Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radiofonía Argentina (Aptra) le entregó un Premio Martín Fierro a la trayectoria. Allí Carlos fue ovacionado de pie por las figuras del espectáculo presentes en la ceremonia y premiado con una estatuilla criolla que recibió de manos de Carlos Sciacaluga, presidente de Aptra. El premio fue en respuesta a los 5 mil fans que enviaron sus mails para pedir la distinción.

En la frescura del recuerdo reciente, la emoción se proyecta al relato: “Mirá, fue para llorar -reconoció-. Es tanto como el cariño de mi familia, de mis amigos, quienes me siguen en Facebook -que ya son unos 260 mil, aclara-. Chicos que ya son grandes y tienen un recuerdo de mí, de hace tantos años que me vienen a ver con sus hijos al teatro, una cosa muy emocionante. Lo siento como una recompensa de cariño que la gente me da en forma continua y que es mi vitamina diaria. Tengo 85 y sigo haciendo bromas, me encanta divertir al otro, arriba de un escenario o en la calle”.

Es que, para este hombre que marcó generaciones con sus gestos y frases pegadizas, “el cariño es mi orgullo, mi amor por seguir viviendo. Me siento gordito de salud, de amor. Es un privilegio que me gané: cosecho el cariño que di y que hoy la gente me devuelve y me llena”.

Más allá de los modos, la expresión de sus fans parece inmutable al tiempo y “los chicos me siguen trayendo cartas, dibujos que guardo con mucho respeto. No hago lo de ‘pájaro que comió, voló’; yo estoy en la tierra, pisando tierra porque reconozco que soy mortal, no como algunos políticos o los necios. Quiero dejar un recuerdo lindo en la gente. Ésa es la razón por la que subo al escenario, por la que hago reír a la gente... Hasta que Dios diga, hasta que me falle la memoria; hasta cuando no sepa cantar ‘Aquí llegó Balá’ o en vez de preguntar ‘qué gusto tiene la sal’ pregunte qué gusto tiene el dulce de membrillo”.

Localidades

Las generales valen 70 pesos; tertulia sin ubicación 90, con ubicación 100; y plateas 110 pesos. Disponibles en boletería del Teatro Municipal. Más información al teléfono 4571883.


/// EL DATO EN LA WEB
http://elshowdecarlitosbala.blogspot.com/

Como en el cine

“Hace poco, un chico que vive en Italia volvió para ver a su mamá y se llevó mi disco. Al abrirlo vio el dibujo que me envió hace treinta años. No lo podía creer; se volvió loco por saber si era el mismo que había hecho él, que tenía su nombre... Me buscó para que se lo diga: me entró a buscar por mi calle, un día en que justo estaba en la puerta... Fue como en una película, una suma de casualidades. Me dijo ‘a vos te estoy buscando, Carlitos; quiero saber si éste soy yo, ¿guardaste mi dibujo treinta años?’ Le respondí que sí y lo invité a casa a verlo... fue una locura”.

3 comentarios:

Gus dijo...

que bueno!! que todos los santafesinos sigan disfrutando del MAESTRO!!!

Marisa, el rincón de mi niñez dijo...

Siempre nos dejará el mejor de los recuerdos.

CultoZeta dijo...

Que ganas de estar...lo van a disfrutar muchisimo. Esperamos la cobertura de ese show, aqui, donde si no?